Durante sus treinta años de carrera cómo titiritero, Pepe Otal, dió vida a muchos espectáculos provocadores

y polémicos,líricos y poéticos a la vez. Las marionetas fueron por él no sólo una filosofía de vida

sino un pretexto para filosofear sobre ella, un medio para expresar inquietudes sobre el ser humano.





El Circo Loco de las Marionetas

Apocalipsis según San Juan
Cuento de Madera




Rigoletto
El Holandés Errante

Don Giovanni post-mortem







Petruska, Makoki, Europa y otros